El pulpo es un alimento rico en yodo

shutterstock_2132381051(FILEminimizer)

Los pulpos son cefalópodos de la familia de los moluscos. Tienen tres corazones, aunque solo uno de ellos bombea oxigeno, es decir, sangre azul que le permite sobrevivir a temperaturas por debajo de los 20 grados. También tienen un cerebro, ocho patas con potentes ventosas y carecen de esqueleto. Los científicos han comprobado que son muy inteligentes, dispara una tinta negra cuando se siente amenazado y es capaz de camuflarse haciendo que su piel coincida con el entorno.

Es un alimento rico en yodo, mineral que regula el metabolismo, favorece el mantenimiento del nivel de energía, el equilibrio del colesterol, el fortalecimiento del pelo y es necesario para el correcto funcionamiento del tiroides. Posee vitaminas A, B5 y B12, también es rico en selenio, que no es fácil de encontrar en otros alimentos y que retrasa el envejecimiento celular. La Fundación Española de la Nutrición informa que el pulpo “es posiblemente el más popular de los cefalópodos, de gran valor culinario y con una carne de muy buena calidad. Aporta una gran calidad de proteínas y un bajo contenido en grasas, que determina su escaso contenido calórico. También es bajo su aporte de colesterol”.

Contiene calcio, zinc, fósforo, magnesio y sodio. También aporta potasio que ayuda a mantener los huesos fuertes y al buen funcionamiento de los músculos. Su contenido en cobre colabora en la formación de glóbulos rojos y en el funcionamiento del sistema inmune.

El pulpo es idóneo para las personas que cuidan su alimentación o siguen una dieta baja en calorías, porque tiene menos colesterol que otros mariscos, con pocas grasas y unas 86 calorías por cada 100 gramos. También aporta 19 gramos de proteínas por cada ración de 100 gramos. Los profesionales del catering A Morena informan que si quieres celebrar algún evento familiar puedes escoger un menú o probar otras especialidades, como el pulpo a feira.

También puedes degustar el pulpo a la brasa, frito, en los guisos, al ajillo o en empanadas. “Los pulpeiros eran cocineros ambulantes especializados en pulpo y que iban de feria en feria, recorriendo pueblos para cocerlo y darlo de comer de una manera popular. Montaban sus puestos junto a los mercadillos de ropa y de producto y a la gente le gustaba visitar los puestos y comer a la vez. Así surgió el conocido pulpo a feira”, explica el cocinero Manuel Dominguez.

Puedes comprar pulpo todo el año, pero su mejor momento es entre septiembre y abril, durante los meses de reproducción. Además, ayuda a metabolizar los carbohidratos y previene el síndrome premenstrual gracias a la vitamina B6.

También contiene vitamina E que es un potente antioxidante y colabora en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

El pulpo se pesca con el uso de nasas, una red de pesca que consiste en un cilindro que puede ser de barro o de plástico. Se usa un cebo y el cilindro se va estrechando de modo que la presa entra en la red y después cae en el depósito.

El segundo domingo del mes de agosto se celebra la Fiesta del pulpo en O Carballiño (Ourense). En este evento se consumen miles de kilos de pulpo, 50.000 en la pasada edición, junto a otras tantas raciones de patatas, carne, empanadas, vino y cerveza.

¿Cómo cocinarlo?

Existen cerca de 300 especies distintas de pulpos, aunque no todas son comestibles. Solemos consumir el pulpo común, aunque tambien compramos raciones de pulpo pies largos, almizclado y blanco. Muchas personas no preparan pulpo porque puede quedar duro. Es aconsejable congelar el cefalópodo durante dos o tres días porque el frío rompe sus fibras, pero no perderá sus propiedades ni su sabor. Si no quieres congelarlo puedes golpearlo y así romper sus fibras. Debes limpiarlo bien, bajo el chorro de agua. Se puede comer todo, tanto el cuerpo como sus tentáculos. La cocción del pulpo depende de su tamaño, aunque suele oscilar desde los 20 minutos hasta la hora de ‘chup-chup’.

La tapa de pulpo más grande del mundo

Un dato muy curioso es que el 8 de agosto de 2017, se elaboró la tapa de pulpo más grande del mundo, ya que se emplearon 500 kilos de pulpo que fueron cortados y aderezados con sal, aceite y pimentón en un plato de madera de pino con un diámetro de 5,37 metros. Una treintena de pulpeiros de la localidad orensana de O Carballiño se encargaron de elaborar esta tapa en un tiempo récord de diez minutos y 56 segundos.

Anímate a incluir este cefalópodo en tu dieta porque aporta muy pocas calorías. Además, esta delicioso y con el pulpo puedes preparar platos saludables.

Mas articulos

Superando el trauma con EMDR

La psique es compleja. Comprender como funciona nuestro cerebro no es nada fácil. Entender como la mente se maneja, tampoco. Los procesos mentales para manejar

Scroll al inicio