Implantología, la fórmula eficaz para la rehabilitación dental

shutterstock_1962871903(FILEminimizer)

¿Te ha caído un diente y quieres saber qué son los implantes? ¡Tranquilo! A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre la implantología. 

La implantología es una rama de la Odontología que se dedica a la realización de tratamientos con implantes dentales. En los últimos años, ha vivido una eclosión en España, debido a sus avanzados tratamientos que son perfectos para solucionar problemas de falta de piezas dentales. Pero, ¿Qué es realmente un implante dental?

¿Qué son los implantes dentales? Implantología

Hemos hablado con Clínica Blanc, clínica dental en Mahón, que trabaja cuidando la salud bucodental de sus pacientes con base en la excelencia, la calidad y la cercanía, sobre en qué consisten los implantes dentales, y nos han explicado lo siguiente: son tornillos de pequeño tamaño en materiales biocompatibles, como el titanio, que no generan rechazo por parte del sistema inmunológico del organismo y que realizan la función de raíces naturales de las piezas dentales que has perdido. 

¿Cuál es la diferencia con las prótesis dentales? Estas dentaduras postizas convencionales son removibles, mientras que los implantes dentales son la evolución porque se atornillan directamente al hueso del maxilar o de la mandíbula, consiguiendo una buena fijación. 

En este tratamiento de implantología y, sobre estos tornillos, se coloca una prótesis dental, fabricada en materiales cerámicos en un laboratorio protésico. Estas prótesis fijas imitan tanto la estética, como las propiedades físicas del esmalte natural de las piezas dentales. 

El implante junto a la corona rehabilitan las ausencias dentales, gracias a ello, y a la implantología, es posible que recuperes tu mejor aspecto y te facilita que hables de manera correcta. Gracias a la implantología podrás comer, reír y hablar sin preocupaciones ni molestias.  

¿Cuándo es necesario colocar un implante dental? Implantología

La ausencia de piezas dentales tiene una serie de efectos negativos en el paciente, como por ejemplo, estéticos. Pero también tiene otras consecuencias negativas en la función masticatoria y en el lenguaje, debido a que no puedes masticar bien los alimentos ni hablar con normalidad.

La implantología dental cumple la función de restaurar las piezas dentales ausentes por los siguientes motivos:

  • Piezas exodonciadas debido a afecciones como la caries, abscesos y periodontitis. 
  • Fracturas dentales causadas por accidentes y traumatismos. 
  • Dientes ausentes.
  • Piezas que no completaron un adecuado desarrollo por factores congénitos, que se llama agneisias. 

En la implantología, trabajan en equipo el cirujano, el odontólogo y el protésico dental, empleando las últimas tecnologías en tratamientos y adaptando las diferentes soluciones protésicas a cada paciente. Es, sin duda, la base para la rehabilitación dental. 

¿Qué es la implantología dental?

La implantología dental es la disciplina que se encarga de los reemplazos de piezas dentales perdidas. Para ello, se hace la colocación quirúrgica de un aditamento intraóseo, es decir, de un implante dental y un aditamento protésico, como son las coronas, puentes o prótesis, tanto en el maxilar como en la mandíbula del paciente. 

Un implante es un dispositivo estriado, que puede fijarse al hueso maxilar en forma de tornillo roscado. Se fabrica en titanio, que es un biomaterial que no genera rechazos ni alergias. El interior de un implante está preparado para roscar a través de un tornillo la corona. La corona es la parte funcional y que estará visible en la boca del paciente. 

La implantología como disciplina

¿Sabías que la implantología dental moderna nació en los años 70? Fue a partir de los trabajos del médico sueco Per-ingvar Branemark y su concepto de osteointegración. Este descubrimiento fue fundamental para la implantología y los implantes dentales como los conocemos en la actualidad. 

Debido a las propiedades físico-químicas del titanio, este doctor descubrió la posibilidad de colocar implantes dentales en el tejido óseo de los pacientes y que este creciera alrededor de los surcos de la pieza, garantizando una sujeción óptima. 

Desde los años 70, la implantología dental es una de las ramas odontológicas donde más avances tecnológicos se han producido. Algunos ejemplos son: la regeneración ósea y los implantes de carga inmediata. Lo mejor es que la implantología sigue en constante evolución.

¿Quiénes son los profesionales que practican la implantología?

Son odontólogos formados en esta área de la odontología, es decir, en la implantología y reciben el nombre de implantólogos. Además de los estudios en Odontología, se han especializado en implantología oral. 

Es una de las ramas de la Odontología más demandadas por los estudiantes. Por sus características, es una de las más complejas porque se necesita una gran precisión en el diagnóstico, en la planificación y en la ejecución del tratamiento para que se lleve a cabo con total éxito. Los implantólogos trabajan mano a mano con otros profesionales dentistas como ortodoncistas para ofrecer al paciente la mejor solución ante problemas de salud bucodental desde un enfoque de tratamiento multidisciplinar. 

Principales tratamientos de implantología: El implante dental

¿Qué tipo de implantes existen? Podemos clasificar los diferentes tipos de implantes que existen por el número de piezas dentales a las que sustituyes. 

  • El implante dental unitario. Este implante sustituye a una única pieza dental. Ayuda a mantener el hueso sano a través de una estimulación constante parecida a la del diente natural.
  • Puente implanto-soportado. Este tratamiento de implantología se aplica cuando hace falta más de una pieza dental. La rehabilitación se hace con puentes soportados por implantes, así el puente repone también las piezas dentarias intermedias. De esta manera, con dos implantes, se reponen tres dientes y el puente fijo se apoya en implantes para evitar dañar los dientes sanos. 
  • Implante de arcada completa. En el caso de pacientes que tengan que reponer todas las piezas dentales de una arcada, se pone una prótesis que queda sujeta mediante implantes. En algunas ocasiones con solo dos implantes se consigue una adecuada fijación de la prótesis. 

Respecto a la movilidad de los implantes, también se puede realizar otra clasificación:

  • Dientes artificiales fijos. Estos dientes están ubicados sobre el propio implante y no pueden extraerse. 
  • Prótesis dentales atornilladas en implantes. Solo se pueden retirar por el odontólogo en el caso de que haya que controlar o higienizar la estructura. 
  • Prótesis dentales removibles. Estas prótesis se juntan con los implantes dentales para conseguir una mayor sujeción y gran estabilidad, pero pueden quitarse si el paciente así lo desea. 

Existe una tercera clasificación, determinada por la cantidad de hueso que el paciente presenta. Es la siguiente: 

  • Implante dental endosteal. Este es el implante del que hemos hablado en este artículo, es decir, aquel compuesto por tornillos de titanio, que se colocan en la mandíbula. Se coloca como solución cuando se produce la pérdida de piezas dentales. 
  • Implante dental subperióstico. Este tipo de implante se coloca cuando el paciente no puede usar dentaduras postizas ni tiene la altura ósea adecuada para sostener un implante endoóseo. Para estos casos, la alternativa es colocar unas estructuras de metal por debajo de la encía y por encima del hueso maxilar. Son las que sujetan los implantes.
  • Prótesis sobre implantes sin tornillos. Este es un sistema muy innovador que se caracteriza por no utilizar tornillo, su cierre es por fricción. También existen los implantes inmediatos, que se insertan en la misma cirugía en la que se realiza la exodoncia de la pieza a sustituir. 

Preguntas frecuentes sobre la implantología

A continuación, respondemos las preguntas más frecuentes sobre la implantología y los implantes dentales.

¿Qué pruebas se realizan en implantología para decidir colocar un implante dental?

El primer paso adoptado por un especialista maxilofacial es hacer una prueba de imagen. Gracias a esta prueba de imagen se logra una visión perfecta del hueso para verificar la posibilidad de implantar en él una nueva pieza. También se realizan otras pruebas, como una valoración de la encía para comprobar que esté completamente sana, si no es así, se realiza un tratamiento adecuado para curarla. 

También se valora la oclusión de la boca, es decir, cómo muerde el paciente, para asegurar que la zona donde se coloca el implante no recibirá más presión de la adecuada. 

¿Qué ocurre después de las pruebas?

Después de realizar las pruebas pertinentes, se puede observar que existe infección en la encía y habrá que solucionar el problema previamente, por ejemplo, mediante antibióticos o limpiezas dentales. Otro problema que puede darse es que no se disponga del hueso necesario para colocar el implante, para ello, se hace una regeneración ósea usando hueso del paciente o de bovino. En implantología se descarta la colocación de implantes si la encía no está sana o no se puede generar la suficiente masa ósea. 

¿Qué alternativas existen si no se puede colocar el implante?

Si se da el caso de que no se pueda colocar un implante, la alternativa es el clásico “puente”. En esta situación, se coloca una prótesis dental al paciente que se apoya en las piezas de los lados. Para que resulte efectivo, se liman los dientes para que el puente se asegure bien. Esto causa el debilitamiento de los dientes. En implantología, siempre que sea posible, se aconseja la colocación de implantes. 

¿Se ve el tornillo del implante dental?

La respuesta es no. La gente no podrá ver el tornillo de los implantes. Además, piensa que los dientes artificiales o coronas se colocan sobre estos tornillos. Son creados para que parezcan totalmente naturales y que son propios del paciente que los lleva.

¿Los implantes dentales son para siempre? 

No exactamente. Puede ocurrir que se mueva el implante debido a una mala integración en el hueso y la encía. En ese caso hay que quitarlo y sustituirlo por otro. 

¿Es habitual este tipo de intervención?

Cada vez son más los pacientes que optan por colocar implantes dentales para solucionar la pérdida de piezas dentales. Además, según estudios recientes, el porcentaje de éxito es del 94% a los 13 años de su colocación.

Como has podido ver en este artículo, la implantología dental permite, mediante tratamientos de última tecnología, reemplazar dientes perdidos, mediante implantes colocados en el hueso mandibular. Existen prótesis de diferentes tamaños y materiales, los cuales logran la restauración de funciones tan importantes como masticar, la fonética y la estética. Gracias a la implantología se consigue recuperar la estructura de la boca y la salud bucodental. 

Seguro que te has convencido de que la implantología es la fórmula eficaz para la rehabilitación dental.



Mas articulos

Superando el trauma con EMDR

La psique es compleja. Comprender como funciona nuestro cerebro no es nada fácil. Entender como la mente se maneja, tampoco. Los procesos mentales para manejar

Scroll al inicio