El paddle surf y el SUP Yoga están de moda

IMG-20240417-WA0021_11zon

El paddle surf consiste en navegar subidos en una tabla larga, de pie, con la ayuda de un remo o pala.

Para comenzar en esta disciplina es mejor usar una tabla más ancha, porque aporta mayor estabilidad. También puedes empezar navegando de rodillas y no de pie directamente.

Después de las primeras paladas, intenta ponerte de pie, pero primero un pie, y luego el otro, hasta intentar que ambos estén paralelos a los laterales de la tabla.

«La postura es algo decisivo en esta disciplina. Si no tenemos la postura correcta, es complicado avanzar. Los expertos recomiendan mantenerse erguido, mirar al frente y no abajo, sino nos desestabilizaremos y perderemos el equilibrio», informa el periódico digital Okdiario.

Si decides practicar este deporte por la mañana, protege tus ojos con unas gafas de calidad, que estén polarizadas y con protección frente a rayos UV. También es muy importante aplicar crema solar para evitar quemaduras.

Una hora practicando este deporte puedes perder entre 800 y 1000 calorías. Es un deporte de bajo impacto que fortalece las articulaciones y tonifica el cuerpo.

Este ejercicio también produce un mayor estímulo metabólico, es decir, que después de la actividad física, el cuerpo continúa quemando calorías.

Los niños también pueden practicar este deporte, pero si el pequeño tiene menos de 5 años lo mejor es que se suba en la misma tabla que un adulto.

Es importante escoger el material que se ajuste a las necesidades del menor, por lo que puede utilizar tablas hinchables, porque son más ligeras, se transportan mejor a largas distancias y la superficie es más blanda.

El remo también debe ser ligero y estar adaptado a la estatura del niño, es decir, que la parte superior del remo le llegue a los ojos.

Los profesionales de Ecoactiva, expertos en realizar actividades en los parques naturales, explican que el paddle surf se puede practicar en el mar, en ríos y en lagos.

Iván Bueno García, entrenador de paddle surf, explica que este deporte «no es difícil, excepto cuando nunca lo has llevado a cabo. Con dos o tres sesiones de un par de horas cada una, ya sabrás lo básico para poder practicar este deporte por tu cuenta y disfrutar de las magníficas sensaciones que produce el navegar encima de una tabla siempre y cuando se practique con las condiciones marítimas adecuadas y con el equipo correspondiente para principiantes».

El entrenador explica lo que debes llevar para practicar este deporte. «Tabla de paddle surf y remo, botella de agua o mochila de hidratación, chaleco salvavidas y cuando estés encima de la tabla siempre debes tener puesto el leash paddle (es el elemento que nos une a nuestra tabla, va cogido por norma general a nuestro tobillo y enganchado a la parte trasera de nuestra tabla), por dos razones: permanecer en contacto con tu paddle surf, para que en caso de caída, el paddle no se alejará demasiado de ti, y segundo, en caso de una caída, es posible que la tabla, por el impulso de tus pies, por el viento, las olas, se aleje peligrosamente de ti, y cuando estés cerca de la playa, hay que evitar lastimar a alguien», comenta.

Otro deporte que puedes practicar este verano es el SUP Yoga. Esta disciplina consiste en realizar posturas de yoga sobre una tabla flotando en el agua.

Con este deporte puedes mejorar el equilibrio y tonificar el abdomen. Las sesiones suelen ser de 90 minutos aproximadamente, en las que se inicia con asanas sobre la arena.

Después, se realiza las posturas del Hatha Yoga tradicional sobre la tabla. Finalmente se termina tumbado en la tabla dejándose mecer.

Muchas personas que tienen problemas musculoesqueléticos optan por este deporte. Los ejercicios de yoga ayudan a estirar la columna y relajar nervios pinzados en la espalda.

Los beneficios del SUP Yoga son:

-Aumenta la fuerza.

-Mejora la flexibilidad y la coordinación.

-Mejora la resistencia.

-Evita el estrés.

-Fortalece la musculatura.

-Aumenta la capacidad pulmonar.

-Aumenta la concentración.

-Elimina grasa corporal.

-Refuerza el sistema inmunitario.

-Mejora la calidad del sueño.

El mar es el entorno ideal para practicar deportes con los que divertirse. Además, la playa alivia el estrés y la ansiedad, porque el sol y las olas relajan.

Este lugar es idóneo también para las personas que padecen insomnio. Al caminar por la arena, tonificas los músculos, sobre todo, si te quitas los zapatos y caminas con los pies descalzos.

En el mar se pueden realizar múltiples actividades saludables como surfear, jugar con las raquetas, nadar, bucear…

¡Apuesta por estos deportes!

Mas articulos

Superando el trauma con EMDR

La psique es compleja. Comprender como funciona nuestro cerebro no es nada fácil. Entender como la mente se maneja, tampoco. Los procesos mentales para manejar

Scroll al inicio